Reprobado en materia de seguridad el transporte público del DF

En noviembre de 2014, El Poder del Consumidor AC realizó la tercera versión de encuesta entre mil 400 usuarios de transporte público en la Ciudad de México, para conocer su percepción sobre la calidad de este servicio.

La encuesta fue realizada en 14 puntos críticos y de afluencia de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), donde a diario se congregan altos volúmenes de usuarios intentando resolver sus necesidades de transporte. Estos son los casos de los Centros de Transferencia Modal ubicados en torno a los Metros: Cuatro Caminos, Ciudad Azteca, Pantitlán, Chapultepec, Taxqueña, Tacubaya, Buenavista, Rosario, Reyes La Paz, Indios Verdes. También en estaciones del Metrobús y Mexibús como Nuevo León, Las Américas, San Lázaro y Lechería en el Tren Suburbano.

Entre otros resultados destaca que, en opinión de la mayoría de los encuestados, el transporte público es inseguro en su operación (68%), solo 8% piensa que es un servicio barato y apenas el 11% lo considera “rápido”.

De forma alarmante el 82% de los encuestados consideran el transporte público inseguro en cuanto a robos y el 74% opina que la delincuencia en el transporte público ha aumentado en los últimos años.

Las respuestas muestran que el transporte público en la ZMVM ha estado en una etapa de colapso, abandono y deterioro desde hace 20 años. Y es que a pesar de que el transporte público masivo, semi-masivo y concesionado capta el 80% viajes diarios en el área metropolitana, las autoridades del Distrito Federal y del Estado de México han creado erróneamente una ideología de inversión y asignación presupuestal dirigida a más infraestructura destinada al uso del auto particular; modalidad que sólo genera el 20% de los viajes diarios.

Lo anterior se comprueba y es consistente en los diversos modos de transporte usados por los encuestados, quienes dijeron utilizar principalmente el Metro (47%), el Microbús/Camión (20%), la combi (16%) y el Metrobús (6%).

El tipo de transporte mejor calificado por los encuestados fue el Metro con 40% de las opiniones, seguido del Metrobús con 15% (un factor que podría influir esta diferencia es la extensión de cobertura que ofrece uno y otro sistema). Ambos, que suman el 55% de los votos positivos, coinciden en varias características operativas y de infraestructura: carril confinado, unidades de gran capacidad, estaciones y terminales de abordaje y un sistema de prepago.

Inmediatamente después se encontraron la combi (7%) y el tren suburbano (7%), quedando hasta en una quinta posición el microbús/camión (6%). El resto de las modalidades fueron: taxi (4%), trolebús (2%), automóvil particular (2%), Mexibús (2%), tren ligero (1%) y bicicleta (1%).

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Autor