Destacan potencia de la industria automotriz y aeroespacial

Continúan los trabajos del tercer Congreso Internacional de Mejora de Procesos de Software (CIMPS) 2014, en el Centro de Comunicación y Divulgación de la Ciencia del Consejo Zacatecano de Ciencia, Tecnología e Innovación (Cozcyt).

En su ponencia, Perspectiva del Desarrollo de Software en la Industria Automotriz, Francisco Sánchez afirmó que ambos aspectos constituyen un nicho de oportunidad para los ingenieros de software e informáticos mexicanos.

En 10 años -dijo el ponente-, el parque vehicular crecerá 50% y los vehículos empezarán a ser autónomos, lo cual representa enormes retos para los desarrolladores de software.

Asimismo, reveló que tan sólo la empresa automotriz Delphi, cuenta con 19 mil ingenieros, de los cuales más de 2 mil trabajan en México en la creación de productos y procesos para vehículos.

Destacó que 250 de ellos fueron contratados para trabajar exclusivamente en software y la tendencia irá a la alza pues los autos del futuro estarán interconectados entre sí y tendrán innumerables aplicaciones computacionales.

Francisco Sánchez detalló que la mayoría de las aplicaciones de la industria automotriz tiene que ver con la administración de hardware y la creación de software con una dependencia creciente de las capacidades de cálculo y cómputo.

Por su parte, Hugo Montoya Díaz, director de Innovación y competitividad en la Agencia Espacial Mexicana, habló sobre las oportunidades que implica el desarrollo de la industria aeroespacial para los desarrolladores de software.

“Más del 30% del costo de una misión espacial, que puede llegar a cientos o miles de millones de dólares, corresponde a tecnologías de información como software, aplicaciones computacionales o software embebido”, apuntó.

Además, en el sector aeroespacial inciden otras disciplinas relacionadas con el software como son: impresión en 3D, Big Data, minería de datos, ciberseguridad, inteligencia artificial, simulación, procesamiento de imágenes, entre otras.

edición Autor