Logran ocho talleres certificación CMX-09

 En los recientes dos años CESVI MÉXICO, Centro de Experimentación y Seguridad Vial México ha logrado certificar a ocho talleres automotrices especializados en reparación de unidades siniestradas, lo que ha permitido iniciar y fomentar un proceso de profesionalización en estos centros de reparación a su máximo nivel, ya que dicha certificación (CMX-09) les permite establecer y mantener independientemente estándares de calidad adecuados para un servicio óptimo.

Información del Centro de Experimentación y Seguridad Vial México asegura que este esfuerzo se mantendrá con los talleres que han decidido certificarse, lo que permite además fortalecer su promoción y presencia en el mercado y evidentemente lograr mejores dividendos económicos.

Dentro de las métricas clave del desempeño implantadas en estos centros de reparación certificados se monitorea constantemente que se ubiquen en un tiempo promedio de entrega del vehículo de entre 10 y 14 días, un índice de reprocesos menor al 5%, Garantías por debajo del 3% y un índice de satisfacción del cliente mínimo del 95%.

De los ocho talleres, uno es distribuidor de la marca Nissan y los siete restantes son talleres independientes, los cuales se ubican en DF, Estado de México, Guadalajara, Culiacán y Monterrey, estos son:

Laminados y pinturas especializadas.

Arias GDL Body Shop.

Pits Collision Center.

Automotriz el Toreo. (Nissan)

Premier Automotriz.

Garage City.

Scuderia ESE 3; y

Servicio los Pinos III.

Los lineamientos de la certificación CMX-09 están al alcance del sector reparador, no obstante Cesvi México también pone al alcance de los centros de reparación los módulos integrales, para la implementación mediante consultoría especializada, en la mayoría de los casos, estos esfuerzos implican una inversión de hasta más de 680 horas hombre, enfocadas a obtener dichos resultados, y brindar a los talleres, las capacidades que le permitan incrementar según estadísticas, en un 15% su rentabilidad, a la par de un incremento del 20% respecto al número de reparaciones a las que realizaban antes de iniciado el proceso de certificación por parte de CESVI.

Asimismo los talleres certificados han informado que el proceso les ha permitido reducir sus “mudas” (desperdicios) y minimizar la actividad de retrabajar algunas reparaciones, es decir  volver a realizar una reparación debido a errores iniciales, con el objetivo de reducir el tiempo de estancia de las unidades en sus talleres.

Fuente: Cesvi México

 

 

 

edición Autor