Taxistas del DF contra nueva cromática

Taxistas Organizados de la Ciudad de México se niegan a adoptar la nueva cromática impuesta por el Gobierno del Distrito Federal desde Secretaría de Movilidad (Semovi), al considerarla ociosa, onerosa y contraria a las facilidades para la prestación de un servicio que brinde confianza al usuario y a ellos les permita mantener su fuente de ingresos, por lo que el pasado 7 de octubre antepusieron 16 recursos de amparo ante la autoridad jurisdiccional.

Los transportistas concesionados en la modalidad individual de sitio y radiotaxi advierten que al igualar a los 20 mil de ellos con los otros 120 mil taxis regulares, más los piratas, el usuario no sabrá no sólo cuál es cuál, sino tampoco si es un servicio seguro porque hoy mismo ya existe una gran cantidad de unidades “piratas” pintadas con la nueva cromática, siendo que en ellas se comete el mayor número de delitos a los usuarios del taxi, dijo Rubén Alcántara, quien leyó un comunicado.

Los 20 mil concesionarios representados por 16 organizaciones expresaron esta mañana en voz de sus dirigentes que “cómo entonces quiere la Semovi que se pinten todos los taxis por igual, sin ninguna variación, quebrantando esa diferencia que hoy y desde hace muchos años nos ha caracterizado con el fin de que la gente sepa qué vehículo es taxi de sitio o radio taxi”.

La falta de una identificación especial, dijeron, “nos impedirá —porque ya lo sufrimos en otros intentos de homologarnos— la creación de una cartera de clientes y, por tal motivo, tendríamos que salir a las calles a pelear por el pasaje con el resto de los 120 mil vehículos debidamente registrados, más los piratas, lo cual también impactaría al medio ambiente, lo mismo la utilización de millones de litros de pintaras, solventes y demás químicos utilizados para adaptarse a la nueva disposición.

Pero no sólo eso, sino que en conferencia de prensa celebrada frente a la Secretaría de Movilidad agregaron, que el mismo usuario que busca viajar con mayor seguridad, en el caso de ser violentado, ya no alcanzará a distinguir si fue en un taxi normal, en un pirata, en uno de sitio o en un radio taxi, “lo cual también irá en nuestro perjuicio” porque entonces ya no querrán volver a tomar un taxi de sitio o radio taxi.

De hecho, dieron a conocer, no se cumplen las restricciones para la utilización de la nueva cromática como se establece en el aviso publicado el 26 de agosto pasado, donde se afirma que “ningún vehículo que carezca del permiso o concesión vigente para la prestación del servicio podrá utilizar la cromática y medio de identificación”.

Hoy los taxistas “piratas” ya traen la nueva cromática. Pero no sólo eso. Sino que tampoco los verificentros condicionan la verificación de contaminantes a vehículos “piratas” pintados como taxi, los cuáles prestan el servicio con placas particulares, bajo la protección de grupos políticos, a los que el gobierno debería combatir y no dejar en letra muerta lo que establece la Ley de Movilidad.

Indicaron que la actual cromática tiene sólo cinco años porque fue dada a conocer en la Gaceta Oficial número 587 del 13 de mayo de 2009, que si se aplicara la Ley de Movilidad actual, nos podría alcanzar hasta el año 2019.

Pero no. Los plazos impuestos son los siguientes: Los vehículos 2007 y 2008 deberán cambiar su cromática a más tardar en el año 2015; los 2009, 2010 y 2011 en el 2016 y los 2012 en adelante en 2017, sólo un año antes de que terminen su función los actuales gobernantes, “lo cual se nos hace ridículamente ocioso, salvo que tengan un propósito económico con la empresa monopólica que surte los materiales de pintura”.

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Autor