Desde ahora, sólo Rassini

San Luis Corporación S.A.B. de C.V., proveedor líder en componentes de suspensión y frenos para la industria automotriz en Norteamérica y Brasil, cambia de imagen para ir acorde conforme a la marca que los clientes reconocen y como un parteaguas de una nueva Era para esta empresa que tiene crecimientos en ventas del 16% y con planes de crecimiento como con la expansión de su planta en Puebla para el área de fundición, con una inversión de 24 millones de dólares.

De esta forma la compañía cambia de razón social a Rassini, S.A.B. de C.V., efectivo a partir del 1° de noviembre del presente año.

Para dar los pormenores de este cambio y las perspectivas de negocio de Rassini, Eugenio Madero, CEO de Rassini Norteamérica; Francisco Freyre Servín, subdirector de Finanzas y Relación con Inversionistas de Rassini en México, y Juan Pablo Sánchez Kanter, director de Finanzas, ofrecieron una conferencia de prensa en la que destacaron la adquisición de contratos que los han llevado a expandir la planta en Puebla, ya que serán los proveedores de discos para frenos de Audi, una vez que la fábrica en México empiece a operar en el 2015 o 2016.

“Desde la adquisición de Rassini en 1988, la marca ha crecido consistentemente hasta convertirse en el socio y proveedor de elección para los más importantes productores de automóviles y camiones ligeros, convirtiéndose en sinónimo de innovación, seguridad, calidad y servicio”, comentó Eugenio Madero.

La división de frenos de Rassini es líder en tecnología en Norteamérica, reconocido por el diseño y manufactura de discos  y tambores para sistema de frenado que con utilizados en vehículos ligeros, en autos deportivos de alto rendimiento y en camiones ligeros, así como SUV´s y CUV´s. Esta división tiene actualmente una cuota de mercado del 15% en América del Norte y espera crecer a 28% en los próximos años.

DSC_1537 (Large)

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Autor