Trato desigual al autotransporte mexicano en renegociación del TLCAN

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) manifestó su inconformidad por el trato inequitativo y las restricciones establecidas durante los acuerdos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en materia de transporte, donde la Hermandad Nacional de Camioneros, mejor conocida como Sindicato de los Teamsters, incidió en el futuro de la participación del autotransporte mexicano.

La CANACAR lamentó que bajo la presión de los Teamsters, el gobierno de los Estados Unidos decida mantener las restricciones en el ingreso de camiones mexicanos a su territorio, al formalizar que se reserva el derecho de cancelar, de manera unilateral, los permisos otorgados a transportistas de nuestro país para realizar servicios de largo recorrido dentro de la Unión Americana.

 

Enrique González Muñoz, Presidente de CANACAR; Cuco Muñoz, Vicepresidente Ejecutivo de CANACAR; y Alex Theissen, Presidente de la ANTP, encabezaron la conferencia de prensa.

 

CANACAR señaló que los Teamsters siempre se han opuesto al ingreso de camiones mexicanos y resulta inexplicable que el gobierno estadounidense lo tome como posición oficial y el mexicano termine aceptándolo. Bajo presiones políticas, nuevamente los Teamsters definen los criterios de la negociación en materia de autotransporte de carga en la renegociación del TLCAN.

 Asimismo, la CANACAR denunció un trato discriminatorio por parte del gobierno de los Estados Unidos, ya que es una medida que sólo aplica para los transportistas mexicanos, no para los canadienses. Además, México no empleó una medida similar para los transportistas de la Unión Americana.

 

Los transportistas agrupados en la CANACAR consideran que los acuerdos tomados en la renegociación del TLC los ponen en desventaja respecto a sus competidores estadounidenses y canadienses.

 

Los transportistas agremiados a CANACAR sostienen que también se limita al transporte de carga mexicano a la posibilidad de participar y crecer en un mercado al que México, como socio comercial, tiene derecho, lo que perjudica a las micro, pequeñas y medianas empresas al colocarlas en una situación de desventaja al no tener acceso al país vecino del norte. (Redacción AT2000)

 

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Autor