Canacar hace sentir su presencia con Caravana Nocturna

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga realizó una Caravana Nocturna de Transportistas, con alrededor de 156 camiones que recorrieron las calles hacia el Zócalo capitalino, como una protesta silenciosa contra algunos aspectos de la Reforma Hacendaria que afectará a este gremio de tal forma que hasta muchas empresas podrían cerrar o pasarse a la informalidad.   La manifestación se hizo en un ambiente controlado y en paz, en una hora en la que ya no se trastornó el tráfico ni a los ciudadanos, pero sí para hacer sentir su importancia y lo que podrían hacer si todos los camiones que integran las flotas de las empresas socias de Canacar se manifestaran.

El propósito de esta medida fue llamar la atención de los legisladores y la Secretaría de Hacienda, “queremos que escuchen las particularidades del sector, porque en las reuniones que recientemente hemos sostenido con las autoridades, nos reciben y nos tratan muy bien, pero ninguno se compromete a darnos una alternativa de solución justa y equitativa, donde no se recargue en los mismos de siempre el peso de la recaudación”, dijo Roberto Díaz Ruiz, presidente nacional de la Canacar.

El máximo representante de este organismo se hizo acompañar de miembros del Consejo Directivo para explicar cuál será el daño para los transportistas si la reforma fiscal pasa tal cual está presentada, ya que de ser aprobada, se avalaría la eliminación del Régimen Simplificado con lo cual desaparece la facultad del SAT de otorgar las facilidades administrativas y de  comprobación de gastos en camino, llamados también “gastos ciegos” y “tuertos”.

Estas facilidades, durante décadas han permitido a las empresas formales justificar fiscalmente un gran número de gastos, donde nuestros proveedores en su mayoría son informales que no emiten comprobantes y que a pesar de las reformas, creemos que dicha situación continuará.

De salir como está propuesta la reforma, se estaría castigando aún más a los transportistas formales y beneficiando a los informales, ya que no se podrán deducir gastos que forzosamente se realizan en el camino, ocasionando un incremento real de más de 4 puntos en la tasa de ISR.

La propuesta de Canacar es que no se toque el Régimen Simplificado y a cambio les suban un peso por cada litro de diesel como un impuesto que se pague por adelantado, así en cada ejercicio fiscal del mes las empresas transportistas comprueben sus gastos y se compare con lo que pagaron por adelantado derivado de ese peso al combustible, si los transportistas deben todavía impuestos lo pagan, pero si ya se cubrió con el paga anticipado o incluso pagaron de más, la autoridad les retornaría el resto.

De acuerdo con los miembros de la Canacar, esta medida permitiría recaudar más dinero al gobierno de lo que lo harían con la Reforma Hacendaria propuesta hasta el momento.

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Autor