SCT anuncia disposición de EU con transportistas mexicanos

El Departamento de Transporte (DOT) de Estados Unidos entregó el 9 de enero al Congreso su Informe Final sobre el Programa Piloto de Autotransporte Transfronterizo de Carga de Largo recorrido, México–EU, al tiempo que anunció que en fechas próximas los autotransportistas mexicanos podrán presentar solicitudes para ingresar a todo el territorio de ese país.

Derivado de la firma en 2011 del Memorándum de Entendimiento entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el DOT, sobre los Servicios de Autotransporte Transfronterizo de Carga Internacional, ambos países acordaron el funcionamiento de un Programa Piloto con el objetivo de evaluar el cumplimiento de los estándares de seguridad por parte de los transportistas mexicanos que realizan operaciones transfronterizas. Dicho Programa se llevó a cabo entre el 14 de octubre de 2011 y el 10 de octubre de 2014.

El Reporte Final indica que los objetivos del Programa Piloto, se cumplieron en tiempo y forma. Al momento de su finalización habían sido practicadas 5 mil 545 inspecciones (35% más de la muestra necesaria), mismas que demostraron que las compañías participantes mantuvieron un porcentaje menor en cuanto al rango denominado “criterio de fuera de servicio”, comparado al de los transportistas estadounidenses, a nivel nacional.

Este Reporte toma en consideración los informes presentados por el Motor Carrier Safety Advisory Committee (MCSAC), asesor de la Administración de Seguridad en el Autotransporte de Carga de EU, y el de la Oficina del Inspector General del DOT, que fueron publicados previamente.

La ejecución y el seguimiento del Piloto fueron responsabilidad de la Dirección General de Autotransporte Federal de la SCT, así como de la Administración Federal para la Seguridad de los Autotransportistas (FMCSA) del DOT, las cuales a lo largo de los tres años de duración mantuvieron los controles y registros necesarios sobre los transportistas para evaluar de manera permanente su cumplimiento.

La decisión del DOT de procesar nuevas autorizaciones de carga de largo recorrido contribuirá a la creación de nuevos esquemas operativos que disminuyan costos, al ampliar el sistema de transporte e incrementar el nivel de eficiencia logística y la competitividad regional.

Asimismo, la normalización de los cruces de largo recorrido da fin a un viejo conflicto comercial entre Estados Unidos y México, que actuaba en detrimento de la integración económica entre ambos países.

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Autor