SCT participó en foro del Senado sobre acuerdo bilateral aéreo

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), por medio de la Subsecretaría de Transporte, participó en el Foro de Análisis del Acuerdo Bilateral de Servicios Aéreos México-Estados Unidos, convocado por la Comisión de Relaciones Exteriores para América del Norte, del Senado de la República, con miras a su próxima aprobación en ese órgano legislativo.

El acuerdo actualizará un instrumento que data de hace más de 50 años y que fue modificado por última vez en 2005; impulsará el intercambio comercial, turístico y cultural entre ambas naciones y favorecerá el fortalecimiento la industria aérea nacional.

Su aprobación y entrada en vigor contribuirá a dar certidumbre y flexibilidad a la industria aérea de nuestro país, para que crezca aprovechando su gran potencial, en beneficio de los usuarios, y contribuya a convertir a México en una plataforma logística global, además de consolidarlo como destino turístico de clase mundial.

Durante el foro -en el que participaron también otras entidades del Gobierno Federal, la Comisión Federal de Competencia (Cofece), empresas aéreas, autotransportistas y sindicatos- la SCT subrayó que la industria de la aviación es una de las áreas con mayor dinamismo en la economía mexicana.

 La industria aérea mexicana, se indicó, no sólo crece a un ritmo acelerado, sino que tiene un alto nivel de competencia. La oferta de servicios crece a doble dígito y los índices de precios promedio van a la baja.

México requiere de una industria aérea que, a partir de su competitividad, impulse una conectividad regional que mantenga elevados estándares de calidad y seguridad, al tiempo que ofrece alternativas para los usuarios.

El Acuerdo ampliará los espacios de crecimiento para las líneas aéreas del país; pues cualquiera de ellas podrá volar a cualquier ciudad de las dos naciones donde existan oportunidades. En la actualidad, esa posibilidad está limitada a dos aerolíneas por cada par de ciudades.

Optimized-FOTO 4

 Dejaron muy claro que el instrumento preserva el mercado doméstico para la industria nacional, toda vez que en su articulado se prohíbe el cabotaje, que consiste en que una aerolínea extranjera pueda volar entre dos ciudades del mismo país.

Además, se generarán condiciones para ayudar a que las aerolíneas mexicanas puedan competir de manera efectiva. Con este nuevo acuerdo, cualquier línea aérea mexicana puede solicitar la aprobación de una alianza con una aerolínea norteamericana, ante el Departamento de Transporte de los Estados Unidos y ante la Comisión Federal de Competencia en nuestro país.

De acuerdo con estudios publicados el año pasado, las naciones que modernizan sus acuerdos de servicios aéreos han incrementado el tráfico aéreo hasta en 16 por ciento, y las tarifas se han visto presionadas a la baja, gracias a la competencia. Un crecimiento así, podría generar cada año hasta 650 millones de dólares más en el sector turismo, lo que equivaldría a 4 por ciento de los ingresos totales del turismo internacional durante 2015.

Se promoverá también el desarrollo regional al incentivarse la apertura de nuevas rutas. A la fecha, 74 por ciento del tránsito de pasajeros entre México y Estados Unidos se da en rutas que no pasan por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), y solo 26 por ciento pasan por la terminal aérea capitalina. Por ello, este acuerdo favorecerá el crecimiento de todos los aeropuertos del país.

La apertura de libertades en materia de carga, por otra parte, favorecerá el desarrollo de los servicios aéreos, en consistencia con la vocación exportadora del país. Al respecto, se precisó que el intercambio comercial por la vía aérea entre los países firmantes representó, en 2014, 11.9% del total, en tanto que entre Estados Unidos y Canadá es de 28.5%.

 Para las aerolíneas de carga mexicanas, abrir quintas y séptimas libertades implica acceder a un mercado internacional de 650 mil millones de dólares adicionales, en tanto para las líneas áreas americanas, significa entrar al mercado de Centro y Sudamérica, que es de 40 mil millones de dólares.

Con el acuerdo se apoyarán esquemas de comercio que hacen uso intensivo del transporte aéreo, como ocurre con el comercio electrónico, que hoy en día representa solamente 1% del Producto Interno Bruto (PIB) en nuestro país, mientras que en el Reino Unido, por ejemplo, representa 13% y en los Estados Unidos 8%. Existe ahí, por tanto, una gran oportunidad de crecimiento económico.

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Author