Bridgestone presenta resultados del 5° Programa de Presión de Inflado en Latinoamérica

14 Jul 2014 Autopartes, Bridgestone, Llantas

Bridgestone Latin America Tire Division (BATO LA), presenta los resultados del 5° Programa de Presión de Inflado, como parte de su compromiso por promover la seguridad de los automovilistas, así como beneficiar al medio ambiente, actividades que implementa a través de las campañas globales ‘Piensa Antes de Conducir’ y ‘Por una Conducción + Ecológica’.

Durante el programa 2013, se obtuvieron datos en revisiones de seguridad de 15,116  automóviles en 7 países de la región: Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Uruguay y Venezuela. Lo anterior se traduce en una revisión total de 60,464 neumáticos, actividad realizada en estacionamientos de centros comerciales, gasolineras y centros de servicio Bridgestone.

Algunos resultados importantes de este estudio reflejan que:

Uno de cada 4 conductores (25%), usualmente conduce con al menos un neumático  inflado a menor presión de la debida en sus vehículos, es decir, con por lo menos 7 psi (libras por pulgada cuadrada) por debajo de la presión recomendada por el fabricante.

Uno de cada 6 conductores (18%), pone su seguridad en alto riesgo al utilizar su vehículo con al menos un neumático severamente desinflado, con por lo menos 9 psi (libras por pulgada cuadrada) por debajo de la presión recomendada por el fabricante.

La presión de inflado tiene una gran influencia en la resistencia al rodamiento de un neumático y esto es un factor determinante en el consumo de combustible de un vehículo.

Dependiendo del tipo de camino y del estilo de manejo, la resistencia al rodamiento representa entre un 18% y un 26% de la energía consumida por un vehículo. La baja presión de inflado incrementa la resistencia al rodamiento, esto tiene un efecto directo en el consumo de combustible y en la emisión de gases contaminantes.

Por otro lado, el 32% de los neumáticos evaluados, no utilizan la tapa de la válvula que sirve para mantener la humedad y el polvo lejos del núcleo de ésta, previniendo así la pérdida de aire. Además el 8.7% de los neumáticos evaluados mostraron una profundidad de la banda de rodamiento igual o menor a 2 mm y el 3.5% de los neumáticos tenían 1.6 mm o menos de la banda de rodamiento (profundidad mínima legalmente autorizada).

Bridgestone recomienda revisar periódicamente la presión de los neumáticos y mantenerlos a la presión adecuada, lo cual se traducirá en menor consumo de combustible, y por ende, menor generación de contaminación, además de evitar posibles accidentes automovilísticos.

Comentarios

También te puede interesar esto