Innovación en línea de ensamblaje para la industria automotriz

Con la finalidad de ofrecer servicios de automatización a industrias proveedoras del sector automotriz, investigadores del Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) desarrollan un equipo de prueba para el ensamble de componentes, informó el gerente de Máquinas Automáticas, Juan Manuel Montoya Suárez.

Destacó que esta tecnología se está desarrollando para la empresa Tier 1 que ensambla el modelo RSM, motor de arranque (marcha) incorporado en la camioneta Tacoma, modelo del fabricante Toyota.

 “Es un proyecto que consta de 14 estaciones para ensamblar el modelo RSM, es una marcha de media capacidad; debemos tener la línea a finales de abril, generalmente este tipo de proyectos son muy cortos, tuvimos cinco meses para desarrollar la línea completa. Se han ensamblado cada uno de los componentes hasta tener la marcha completa para poder hacer pruebas de funcionalidad, empacarla y enviarla al cliente final”, afirmó.

Optimized-img-2545

Montoya Suárez destacó que las 14 estaciones con que cuenta el proyecto son principalmente de ensamble e inspección, atornillado, engrasado, prueba, imantado para el estátor de la marcha, entre otras, y que uno de los aspectos que se tomaron en cuenta para su diseño fue la versatilidad.

 “Esta línea debe ser multifuncional, entonces ahí estamos integrando mínimo cinco modelos de diferentes características en la línea; se está desarrollando el diseño para que se puedan hacer cambios de modelo que no pase más de cinco minutos entre uno y otro para hacerla versátil y que ellos puedan producir no solo para un cliente sino para varios con características diferentes entre modelo y modelo”, abundó.

ROBOTS COLABORATIVOS

El gerente de Máquinas Automáticas destacó que las líneas de ensamblado que se desarrollan en Cidesi cuentan con la incorporación de robots colaborativos programados para funcionar como apoyo y el cuidado de los operadores.

 “Existe una tendencia mundial en ese sentido. La presencia de robots que colaboren con las personas —mas no que las sustituyan— en la función de ensamble se lleva a cabo en las áreas donde pudiera haber un riesgo para los operadores. Por ejemplo, la estación de imantado es un campo magnético que a la larga puede generar problemas a personas que tienen enfermedades de corazón o que a lo mejor traigan un marcapasos. Otra función de estos robots colaborativos es estar instalados en otras áreas que pudieran afectar la ergonomía de los trabajadores”, puntualizó.

Montoya Suárez aseguró que, además de este proyecto, el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial desarrolla equipos de prueba de ensamble para diferentes componentes como motores de arranque, alternadores, compresores, transmisiones, unidades de iluminación, entre otras, para industrias ubicadas en los estados de Querétaro, Guanajuato, Jalisco, San Luis Potosí, Estado de México y Tamaulipas.

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Author