Consulta sobre NAIM será a nivel nacional: Javier Jiménez Espriú

En su participación en el Foro México Summit 2018 organizado por la revista The Economist, Javier Jiménez Espriú, futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, explicó que la continuidad del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) irá a lo que definió como consulta participativa “para saber por dónde vamos; no sabemos si el NAIM va o no va”.

Dado que el impacto de este megaproyecto no se reduce a la capital del país, dicha consulta será a nivel nacional y se planteará con base en especialistas y organizaciones consultadas por el equipo de transición sin preguntas técnicas, sino enfocadas a la opinión de los participantes en torno a costos e impacto ambiental.

 

Javier Jiménez Espriú señaló que el nuevo gobierno se responsabilizará de su decisión política en torno al NAIM.

 

Jiménez Espriú abundó que en un país con 60 millones de pobres, con hospitales abandonados, escuelas en condiciones deplorables, aunado a que el 90 por ciento de la población nunca ha usado un avión, no hay derecho para construir el “más lujoso y caprichoso aeropuerto internacional”.

Inicialmente, los costos del NAIM se estimaban en 169 millones de pesos (mdp), sin embargo, ya alcanzaron los 300 mil mdp; una cancelación del proyecto rondaría los 100 mil mpd. “La consulta será responsable y el próximo gobierno se asumirá de su decisión política”, expresó, y consideró que la gente no vendrá al país a conocer la majestuosidad del nuevo aeropuerto sino los atractivos turísticos y hacer negocios en el país.

 

La participación del futuro titular de SCT cerró las actividades del México Summit 2018.

 

Tren Maya, para carga y pasaje

Por otro lado, anunció que, con una inversión de 150 millones de pesos, el Tren Maya será turístico, aunque también para carga, en el que se transportará los insumos requeridos en la península. La vía será adecuada para ambas aplicaciones y se buscará la compatibilidad entre los horarios de carga y pasaje

“Abriremos una zona turística que será excepcional en el mundo. Será una de esas obras que no tiene nadie, ni Obama”, expresó con humor Jiménez Espriú. (Rafael Cervantes)

 

Construir caminos rurales y llevar Internet a poblaciones desconectadas es otro de los objetivos de Jiménez Espriú.

edición Autor