Definirán «Nueva normalidad» y T-MEC el futuro de la industria

13 Oct 2020 Automotriz

A ocho meses de la pandemia de COVID-19 en México, la economía nacional enfrenta una caída del consumo, producción industrial y gasto público. Para el cierre de 2020, se prevé una caída del 10% en el PIB y 9.5% en el gasto público. En medio de la coyuntura que implica la «nueva normalidad», así como la entrada en vigor del T-MEC, EY llevó a cabo un webinar donde planteó una serie de perspectivas dentro de la industria de manufactura avanzada y movilidad.

Bajo el título de «El futuro de la industria automotriz», Francisco Bautista, Socio Líder del Segmento de Manufactura Avanzada y Movilidad de EY Latinoamérica Norte, comentó que hay una disrupción en los patrones de consumo y preferencias de los consumidores, aunado a una caída en la inversión productiva privada y pública, y el incremento en el uso de la tecnología.

En la industria automotriz esto se evidencia en la baja demanda por la caída en el gasto de los consumidores de bienes no esenciales, la transformación digital que implica conectividad y customización en los vehículos, y la omnicanalidad enfocada a la experiencia digital y ventas en línea.

En la manufactura, se vuelven tendencia los modelos más resilientes y flexibles en la cadena de suministro; la manufactura sustentable por presiones regulatorias y cambio en preferencias del consumidor; modelos conectados a través de la Industria 4.0; la caída en el mercado doméstico y falta de mano de obra calificada; y con el T-MEC, un impacto en costos, restricciones y ambiente regulatorio.

En cuanto a la transportación, se ve una aversión al transporte público y aéreo, lo que está cambiando los patrones de movilidad; la automatización podría experimentar mayor crecimiento; el impulso a los modelos de Mobility as a Service (MaaS), desplazando la propiedad de vehículos frente a la operación/usufructo; y la caída en el gasto público reflejado en menor inversión en infraestructura de transporte.

La baja demanda de vehículos ligeros se debe a la caída en el gasto de los consumidores de bienes no esenciales.

Industria Automotriz

México representa el 18% de la producción automotriz en América, con Estados Unidos como su principal socio comercial en exportaciones (82.7%) e importaciones (34%). Su producción alcanza los 3 millones 948 mil 941 unidades -de las cuales 198 mil 100 corresponden a vehículos pesados-, generando 901 mil 400 empleos, con ocho estados que concentran a las principales OEMs.

Este año, los números han sido negativos en ventas, producción y exportaciones. Tan sólo en septiembre de 2020, la variación ha sido del 22.79%, 5.48% y 13.06%, respectivamente, frente al mismo mes del año pasado. La expectativa actualizada para cerrar este año, estima una disminución en las ventas de vehículos ligeros del 28.3%, lo que representa 945 mil 058 unidades.

Manufactura

Al respecto, Francisco Bautista mencionó que las empresas manufactureras nacionales muestran una contracción en sus planes de inversión por el actual entorno de incertidumbre, aunque el país sigue ofreciendo ventajas comparativas frente a otros países, entre las que se encuentran costos de producción y mano de obra competitivos, la cercanía con Estados Unidos y Canadá, los programas de exportación y el T-MEC.

Aunque este sector creció aproximadamente 1.7% en 2019, también encara riesgos como la alta dependencia en las exportaciones a la Unión Americana (80%), la falta de mano de obra calificada, la reducción en la demanda nacional y la incertidumbre política.

Finalmente, el especialista destacó que, si bien el T-MEC ofrece beneficios al comercio para la región, las empresas en México se enfrentan a un nuevo reto en mantener la competitividad por la complejidad añadida en el cumplimiento de las reglas de valor de contenido regional y laboral. (Rafael Cervantes Flores)

También se abordó el impacto de estos acontecimientos en los sistemas de transporte.

Comentarios

También te puede interesar esto