Dejarán de fabricarse 3.9 millones de vehículos en 2021 por falta de semiconductores

8 Jun 2021 Automotriz

La pérdida esperada provocada por la crisis de los semiconductores ascenderá a una caída de alrededor de 110 mil millones de dólares en ingresos y hasta 3.9 millones de vehículos menos. Si en enero las estimaciones hablaban de una reducción de unos 2.2 millones de vehículos y 61 mil millones de dólares en pérdidas, ahora las cifras son mucho más alarmantes. Esta nueva «instantánea» fue tomada por AlixPartners, una firma de consultoría global, que publicó su último pronóstico sobre los costos de la actual escasez de semiconductores para la industria automotriz mundial.

“La crisis de chips inducida por la pandemia se ha visto intensificada por eventos que normalmente se consideran problemas rutinarios para la industria automotriz, como un incendio en una importante planta de fabricación de chips o la sequía en Taiwán”, dice Dario Duse, Director Gerente y Co-líder de Emea para la práctica automotriz e industrial de AlixPartners.

“Pero todo esto se ha convertido ahora en un gran obstáculo para el sector, que se está recuperando parcialmente del colapso de los volúmenes de negocio en 2020; Gestionar la crisis no solo será crucial a corto plazo. Toda la cadena de suministro debe desarrollar resiliencia a largo plazo, desempeñando un papel activo en la gestión del suministro de materias primas y la logística”, agregó.

Corrado Belicchi, director de la práctica automotriz e industrial, agregó: “Se pueden encontrar hasta mil 400 chips en los vehículos modernos y este número seguirá aumentando a medida que la industria continúe su carrera hacia un modelo de movilidad eléctrica, conectada y autónoma cada vez mayor. Sin embargo, la máxima prioridad para las empresas en este momento es mitigar los efectos a corto plazo de esta crisis utilizando todas las palancas posibles, desde la renegociación de contratos y la gestión de la producción hasta las expectativas de los clientes e inversores. Lo que importa es ser proactivo y tener buena información y análisis”.

Dado el rápido aumento de enero a mayo, el sector no puede descartar la posibilidad de sufrir escenarios aún peores. De hecho, varios fabricantes ya han anunciado una posible extensión de la crisis de los semiconductores hasta el 2022. Esta predicción subraya cuán fundamental es una revisión profunda de toda la cadena de producción, que ya no es capaz de satisfacer una demanda cada vez mayor. Todo esto crecerá exponencialmente a medida que los vehículos eléctricos se vuelvan cada vez más populares. La razón radica en la cantidad de componentes a bordo; un automóvil híbrido requiere hasta 10 veces más chips que un vehículo ICE tradicional.

La situación actual abrió una ventana a un escenario precario. La producción de semiconductores vive en un estado de emergencia constante, ya que a menudo se ve afectada por aumentos repentinos de la demanda debido al lanzamiento de nuevos dispositivos al mercado o tendencias impredecibles. El coronavirus jugó un papel importante en el agravamiento de la crisis actual, lo que obligó a cerrar varias plantas de producción durante la fase más aguda de la pandemia. Además, el reciente incendio en la fábrica de Renesas Electronics, un importante productor de semiconductores para la industria automotriz, y una «guerra comercial» entre fabricantes han empeorado las cosas considerablemente. (Redacción Autotransporte)

La falta de semiconductores ha afectado a la industria automotriz a nivel global.

Comentarios

También te puede interesar esto