Stellantis presenta avances en recarga eléctrica a través del asfalto

14 Jun 2022 Automotriz

Stellantis informó de los avances obtenidos bajo el proyecto «Arena del Futuro» que corre pruebas de vehículos eléctricos en circuito.

La armadora señaló en un comunicado que demostraron en Chiari, Italia, la capacidad de la tecnología de transferencia de energía inalámbrica dinámica (DWPT) para recargar de forma inalámbrica vehículos eléctricos (EV) mientras viajan sobre carriles de carretera exclusivos y especialmente equipados.

«Nuestro plan estratégico a largo plazo, Dare Forward 2030, se basa en la premisa de brindar ‘libertad de movilidad de vanguardia’ a todos y este proyecto es la esencia misma de hacia dónde nos dirigimos como empresa», dijo Anne Lise Richard, Jefa de la Unidad de Negocios Global e-Mobility, Stellantis.

DWPT es un sistema de bobinas colocadas bajo el asfalto que transfiere energía directamente a automóviles, camiones y autobuses sin necesidad de detenerse en las estaciones de carga para recargar la batería.

La tecnología se puede adaptar a todos los vehículos equipados con un “receptor” especial que transfiere la energía entrante de la infraestructura vial directamente al motor eléctrico, ampliando la autonomía, conservando la carga de la batería del vehículo.

El proyecto piloto de Stellantis y todos los socios involucrados está coordinado por A35 Brebemi, una empresa propiedad del operador de infraestructura de transporte global Aleatica que se centra en soluciones de movilidad sostenibles e innovadoras.

“Al trabajar con este increíble grupo de socios, hemos demostrado que la tecnología de recarga inductiva puede impulsar nuestro futuro electrificado. Estos proyectos conjuntos son pasos emocionantes a medida que trabajamos para lograr una vida útil más prolongada de la batería, una menor ansiedad por el alcance, una mayor eficiencia energética, un tamaño de batería más pequeño, un rendimiento sobresaliente y un menor peso y costo”, señaló Lise Richard

El trabajo en la “Arena del Futuro” muestra que un BEV, como el Fiat New 500 equipado para probar el sistema, puede viajar a velocidades típicas de carretera sin consumir la energía almacenada en su batería. Las pruebas muestran que la eficiencia del flujo de energía del asfalto al automóvil es comparable a la eficiencia típica de las estaciones de carga rápida, por lo que el conductor no necesita detenerse para recargar. Además, las mediciones de la intensidad del campo magnético demuestran que no hay impacto en el conductor y los pasajeros.

En el evento en Chiari, se exhibió un Maserati Grecale Folgore para anunciar la próxima participación de Maserati en el proyecto. Folgore identifica la versión totalmente eléctrica de Maserati, que electrificará toda su gama de productos para 2025. El Grecale Folgore estará equipado y correrá en el circuito “Arena del Futuro” para recopilar datos y desplegar un análisis de rendimiento detallado.

Comentarios

También te puede interesar esto