CANACAR y CONCAMIN llaman al diálogo para levantar bloqueos yaquis en Sonora

23 Feb 2021 CANACAR

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) y la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) hicieron un llamado a la Secretaría de Gobernación y al gobierno del estado de Sonora para instalar una mesa de diálogo con el objetivo de encontrar una solución a los bloqueos carreteros realizados por parte de supuestos integrantes de la Nación Yo’eme (también conocida como Tribu Yaqui), para así garantizar el tránsito libre y seguro del autotransporte de carga en la entidad.

Enrique González Muñoz, Presidente Nacional de CANACAR, señaló que la crisis social y de seguridad que desde agosto de 2020 prevalece en Sonora es ya insostenible para la industria nacional y el autotransporte de carga. El dirigente comentó que el problema de los bloqueos no es ya un problema regional sino nacional, ya que el sector que representa es transversal, afectando también a los usuarios finales.

Asimismo, advirtió que las pérdidas económicas que supone el retraso en la transportación de mercancías y el incremento en el grado de violencia al que han sido sometidos los operadores y sus vehículos, se han vuelto factores para que las empresas consideren suspender el servicio logístico en la zona, lo que afectaría no sólo a cadenas de frío o de exportación automotriz que utilizan este corredor, sino aquellas actividades económicas que dependen del autotransporte como servicios de alimentos y estaciones de servicio.

José Refugio Muñoz López, Vicepresidente Ejecutivo de CANACAR, declaró que el organismo es consciente y respetuoso de las causas que motivan a los diversos sectores de la población a manifestar sus necesidades. Sin embargo, rechazó cualquier tipo de manifestación o bloqueo como medida de solución a sus problemas, ya que el libre tránsito es un derecho constitucional y la integridad de los operadores y el bienestar de la población es prioridad.

El directivo informó que por la Carretera Federal 15 circulan diariamente alrededor de 8 mil vehículos de carga y la cuota que se exige en los diferentes retenes llega a alcanzar hasta los 600 pesos por unidad, lo que da una ganancia mensual de 14 millones de pesos, hecho que calificó, ya no como protesta, sino como “una forma de extorsión”.

“Estamos seguros que mediante el diálogo y la construcción de acuerdo continuará el desarrollo de los pueblos y comunidades originarias, así como de las diversas ramas industriales a nivel nacional”, manifestó Muñoz López, quien también hizo un llamado a la SEDENA para buscar un mecanismo que permita agilizar las inspecciones a las unidades y cargas que corren por la ruta del Pacífico, haciendo uso de la tecnología y la digitalización.

CANACAR y CONCAMIN dieron a conocer su postura a través de una rueda de prensa virtual.

El Vicepresidente de CANACAR añadió que se propuso a las autoridades estatales la firma de un acuerdo de no agresión de parte de los yaquis hacia quienes circulan por esta carretera, así como iniciar gestiones para que a través de los centros de capacitación de la Cámara en Sonora se puedan generan empleos como operadores de autotransporte para los jóvenes de la Nación Yo’eme. No obstante, lamentó la falta de disposición de los más altos mandos de los gobiernos federal y estatal.

Por su parte, Francisco Cervantes Díaz, Presidente de CONCAMIN, reiteró la importancia de abrir el diálogo con la Nación Yo’eme y se pueda tener una ruta de exportación y transporte de carga segura, eficiente y asequible, ya que los bloqueos afectan y causan un sobrecosto e incumplimiento de contratos, lo que pone en riesgo la existencia de estas cadenas de valor.

¿Por qué protestan los yaquis?

La Nación Yo’eme recurrió a los bloqueos carreteros para manifestar su rechazo al incumplimiento de los acuerdos por parte del Gobierno Federal, así como por el uso ilegal de sus tierras y agua. Cabe recordar que en 1940, el entonces Presidente Lázaro Cárdenas firmó el decreto que restituye y titula el territorio a este pueblo originario, otorgándoles el derecho al 50% del agua existente en el caudal del río Yaqui.

La historia de la Nación Yo’eme, como la de otros pueblos originarios, está fuertemente ligada a la tierra. Sin embargo, megaproyectos como el Acueducto Independencia y el gasoducto Sonora violan este decreto, además de la falta de una consulta previa, libre e informada, como establece el Convenio 169 de la OIT para las comunidades originarias.

Aunque en agosto de 2020, el Presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el Plan de Justicia del Pueblo Yaqui, a través del cual se pretende hacer justicia con el establecimiento de los límites de la tierra y el respeto al territorio definido como propiedad de esta comunidad, así como la proveeduría de servicios básicos, los bloqueos se han mantenido.

No obstante, anteriormente autoridades tradicionales de la Nación Yo’eme han argumentado que las personas apostadas en la carretera no cuentan con su aval, lo que además de las molestias en el tráfico, ha dañado la imagen del pueblo. Asimismo, en redes sociales, defensores del territorio yaqui como Mario Luna Romero se han deslindado de los manifestantes argumentando que no los representan. (Rafael Cervantes Flores)

La Nación Yo’eme se opone a los megaproyectos en su territorio. Foto: Presidencia de la República.

Comentarios

También te puede interesar esto