Compatibilidad de autopartes, un reto para el sector automotriz mexicano

15 Jul 2021 INA

Industria Nacional de Autopartes (INA) efectuó el webinar Compatibilidad en autopartes, en el que se abordó este concepto, ejemplos y los efectos de una baja compatibilidad, así como alternativas y soluciones. Contó con la participación de Fernando Careaga y Jorge Alberto Gómez, Presidente y Líder Digital de PIFA Consulting Group, respectivamente.

Fernando Careaga explicó que la compatibilidad se da cuando las marcas y sus modelos comparten la misma autoparte entre sí durante algunos años determinados. Asimismo, señaló que 32 veces en promedio un número de parte se comparte entre marcas, modelos y años.

El directivo añadió que los diagramas que se ven en la mayoría de las autopartes son simplemente representaciones de la pieza y no necesariamente son compatibles con otra marca o modelo. Tampoco indica de qué lado es, ya que simplemente son dimensiones en un dibujo, por lo que no se debe mirar para determinar la orientación.

Por otro lado, aunque ACES es el mejor lenguaje estándar que facilita la comunicación entre los actores de la cadena de partes de repuestos en el continente americano, no resuelve los problemas de compatibilidad entre marcas, modelos y años, como tampoco lo hace la suscripción a AUTOCARE.

Careaga también señaló que 20% de las omisiones en catálogos en México son por falta de trabajo en compatibilidad en aftermarket; mientras que el 52% de los 450 fabricantes de autopartes tienen catálogos estandarizados y el 37% de los 184 importadores de autopartes tienen catálogos estandarizados.

“Es importante invertir recursos y dar seguimiento a cada una de las referencias que tenemos en nuestro portafolio para evitar errores u omisiones en nuestro catálogo de productos”, comentó el Presidente de PIFA.

¿Qué hacer ante la baja compatibilidad de autopartes?

Para resolver la baja compatibilidad, Jorge Alberto Gómez propuso tres puntos: el primero es contar con un equipo dedicado que incluya a científicos y analistas de datos, y especialistas de marca, que se encarguen de establecer una metodología de extracción, limpieza y procesamiento de información, así como investigación de campo y validación, análisis masivo y consulta a bases de datos de terceros.

La segunda opción es recurrir al outsourcing especializado en autopartes, con la contratación de estudios dirigidos que abarquen el cruce de referencias frente a otras marcas, el análisis de la compatibilidad por línea y el reporte de hallazgos para la toma de decisiones.

Finalmente, otra alternativa es un equipo interno con servicios especializados con tecnología, los cuales ayudan con la operación de investigación con datos claves respecto a los actuales números de parte y también futuros desarrollos, actividades que son fundamentales en el equipo de marketing en las empresas de autopartes. (Rafael Cervantes Flores)

PIFA Consulting Group ofrece proyectos de investigación para las empresas de autopartes.

Comentarios

También te puede interesar esto