Irizar, con soluciones para enfrentar al COVID-19 en el autotransporte de pasajeros

2 Jun 2020 Irizar

Irizar México mantiene su capacidad de innovación con el objetivo de contribuir a la reactivación del autotransporte de pasajeros y fomentar una movilidad colectiva sostenible, a través de una serie de soluciones desarrolladas para que los autobuses cumplan con las medidas de seguridad e higiene requeridas para prevenir la propagación del COVID-19, disponibles para cualquiera de sus modelos: i5, i6, i6S e i8.

Adaptaciones en el salón de pasajeros

Entre los recursos que ofrece el fabricante de carrocerías se encuentran las mamparas de separación del habitáculo del operador, así como paneles divisorios en las butacas de pasajeros, los cuales son de fácil instalación y fueron desarrolladas bajo la legislación vigente en temas de seguridad y acondicionamiento interior.

Otro elemento es la cámara inteligente para control de acceso, situada a la entrada del vehículo. El objetivo es evitar que los pasajeros que presenten síntomas o no cumplan con los protocolos de seguridad accedan al autobús. Está dotada de un sensor que les mide la temperatura, informando si alguno supera los 37° y dispone de cámaras de visión artificial que detectan si los pasajeros llevan mascarilla, todo de manera automática y en tiempo real.

También existe la posibilidad de instalar dispensadores de gel antibacterial en la entrada del autobús, así como en los baños. Los dispensadores son rellenables y pueden ser usados durante el desplazamiento de la unidad en su ruta, para que todos los pasajeros mantengan la higiene en las manos y eviten posibles contagios por contacto. 

Además, Irizar cuenta con un el bloqueador de butacas. Es un dispositivo de fácil montaje que permite al operador limitar el uso de butacas, para así a mantener la sana distancia entre los usuarios. La solución es universal, lo que quiere decir que puede usarse en cualquier modelo de butaca del mercado. 

Es posible instalar mamparas para asilar el habitáculo del operador. Foto: Cortesía Irizar.

También es posible desinfectar el autobús de manera automática sin pasajeros a bordo. Esta solución radica en la instalación de una toma fija en el vehículo, al que se conecta un equipo exterior a través de una boquilla y que, mediante un sistema de aeronebulización neumática, desinfecta completamente la unidad por vía aérea y de forma automática en 30 minutos.

Purificación del aire

El purificador de aire Eco3 es un dispositivo que disminuye drásticamente hongos, bacterias, virus, compuestos orgánicos volátiles y alérgenos.  Basa su funcionamiento en la generación de iones negativos y ozono en las proporciones adecuadas, aumenta la concentración de oxígeno, elimina malos olores, mantiene los niveles saludables y evita que se vicie el aire interior del vehículo. A diferencia de otros sistemas de limpieza y desinfección, Eco3 está diseñado para realizar su función con pasajeros a bordo y con el autobús en marcha.

Por otro lado, la utilización de sistemas de climatización instalados en los autobuses también contribuye a prevenir la transmisión de infecciones a través de bioaerosoles, dado que cuentan con sistemas de renovación de aire que garantizan renovaciones completas entre 3 y 6 minutos, con la posibilidad de incrementarse en caso de mantener las compuertas de renovación completamente abiertas.

Con boquillas abiertas existe un flujo de aire vertical de arriba hacia abajo a una velocidad tal que dificulta el contagio cruzado entre pasajeros. Con boquillas cerradas, su diseño genera un efecto “burbuja” o “campana” alrededor del pasajero que crea una barrera a los bioaerosoles generados alrededor de la misma. (Redacción Autotransporte)

Un sensor mide la temperatura de los pasajeros y detecta si usan mascarilla. Foto: Cortesía Irizar.

Comentarios

También te puede interesar esto