Tractos y emociones invaden Monterrey

El Autódromo de Monterey fue el escenario perfecto donde se conjuntaron velocidad y emociones con la primera fecha de la Serie Nascar Peak México, la cual en la categoría de tractos tuvo como protagonista a Abraham Calderón, quien se llevó la bandera a cuadros de la competencia para ser profeta en su tierra.

Con Luis Vega, director comercial de Daimler Trucks; Flavio Rivero, director de la planta de Daimler Vehículos Comerciales en Santiago Tianguistenco, Estado de México; y Alberto Tamez, director general de Difrenosa, como anfitriones de los más de 7 mil asistentes, la carrera superó las expectativas luego del cambio de Súper Copa Telcel a Nascar Peak México, con una novedad de Freightliner, que esta temporada buscó bajar el centro de gravedad de sus tractos para darles mayor estabilidad a altas velocidades.

Optimized-DSC_0009

Con César Tiberio Jiménez a la cabeza en gran parte de la carrera, fue a partir de la vuelta 13 cuando se definió la contienda. Calderón comenzó a escalar posiciones hasta superar a su paisano y aventajar por un pequeño margen a Eliot van Rankin, quien finalizó en la segunda posición, relegando al piloto de Difrenosa hasta el tercer lugar.

De esta manera, Calderón dejó en claro que buscará refrendar su título del año pasado. La siguiente fecha de la Nascar Peak México se celebrará el próximo 23 de abril en el Autódromo Potosino de San Luis Potosí.

Optimized-DSC_0237

Visita algunas otras notas relacionadas:

edición Autor