Robo al autotransporte continúa, con o sin pandemia

8 Jul 2020 CANACAR

Aunque el transporte de mercancías fue considerado desde el inicio de la emergencia sanitaria por COVID-19 como una industria esencial, al tratarse de un sector transversal en todas las actividades económicas, se ha visto afectado por el paro de ciertas actividades que no fueron consideradas como tal, además de seguir enfrentando el grave problema del robo al autotransporte.

El Presidente Nacional de la Cámara Nacional del  Autotransporte de Carga (CANACAR), Enrique González Muñoz, informó que durante el primer bimestre de 2020 este delito se redujo un 19.27% en comparación con el mismo periodo de 2019. Sin embargo, aunque actualmente el autotransporte tiene menos actividad y, en efecto, el número de robos disminuyó, se debe considerar que también el número de camiones en tránsito es mucho menor, por lo que no se puede cuantificar si este delito ha menguado.

A partir de la declaratoria de emergencia sanitaria se han presentado hechos de rapiña en estados como Campeche y Tabasco, donde habitualmente la delincuencia no asolaba al sector. Asimismo, en entidades como Guanajuato, Chihuahua y Sonora, el enfrentamiento de grupos delictivos y problemas ejidales se ha reflejado en robos, bloqueos y quema de unidades.

“Estamos buscando medidas para revertir esta situación, porque es algo de lo que más nos preocupa, con pandemia o sin pandemia, con T-MEC o sin T-MEC, en México. Si no hacemos algo rápido por revertir la situación de inseguridad en las carreteras, lo vamos a pagar todos de alguna manera”, externó en entrevista radiofónica para Negocios en Imagen.

Impacto en el hombre-camión

Desde junio, el autotransporte de carga comenzó a reactivarse, luego de que en el mes de mayo casi el 50% del parque vehicular se encontraba fuera de operación, a causa del paro de actividades en industrias como la automotriz, hotelera y restaurantera, siendo mayormente afectados los transportistas que atienden a estos sectores, con operaciones al 87% de su capacidad, e incluso, con flotas completamente detenidas.

Enrique González Muñoz, Presidente Nacional de CANACAR.

Esto tiene un fuerte impacto para la industria del autotransporte si se toma en consideración que más del 80% de las mercancías en el país se transportan por la vía terrestre, mientras que cerca del 90% de los afiliados a CANACAR son micro y pequeños empresarios, con flotas que comprenden entre una y cinco unidades, quienes resentirán en mayor medida la crisis provocada por la pandemia.

T-MEC ¿favorable para el autotransporte?

Enrique González comentó que, en general,  ven con buenos ojos el nuevo T-MEC, al ser favorable tanto para el país como para el transporte. Sin embargo, hay ciertas “letras pequeñas” en el acuerdo colocan a los transportistas mexicanos en una situación inequitativa frente a sus homólogos de Estados Unidos y Canadá.

Resalta el hecho de que a los empresarios norteamericanos se les seguirá otorgando permisos de largo recorrido para ingresar a México, mientras que a los transportistas nacionales no. Además, existe la posibilidad de que si el sector en el vecino país del norte ve el riesgo de que su economía sea afectada, se podrá cancelar la autorización a las compañías mexicanas que ya la tenían previamente.

Otro punto es que los transportistas mexicanos que traigan productos de importación a México y lleven mercancías de exportación a la Unión Americana tendrán tasa cero en su servicio, mientras que los transportistas mexicanos deberán asumir o repercutir IVA, situación que los vuelve menos competitivos. (Rafael Cervantes Flores)

Algunos puntos del T-MEC colocan en una situación inequitativa a los transportistas mexicanos.

Comentarios

También te puede interesar esto