Comparte Navistar recomendaciones de mantenimiento diario para operadores

27 Abr 2021 Navistar

El mantenimiento preventivo diario involucra mucho a los operadores, ya que son ellos quienes viven en la unidad y saben qué le duele a su camión, por lo deben entregar un reporte completo al taller de servicio en el que se entienda en qué está fallando la unidad. Con miras a apoyarlos en este aspecto, Navistar México realizó la capacitación titulada Recomendaciones de mantenimiento diario, impartida por Humberto Flores, quien forma parte del Centro de Entrenamiento Navistar.

En primer lugar, se recomienda estacionar los camiones en terrenos planos y limpios, preferentemente pavimentados, ya que así será más fácil verificar si se tira algún fluido.

Antes de encender

Hay que revisar los niveles de aceite y verificar que no esté contaminado con combustible o refrigerante. En el caso de este último, se recomienda no combinar productos ni llenar con agua sus depósitos. Es importante identificar fugas de urea, que son evidentes porque ésta se cristaliza en contacto con el ambiente; no debe sustituirse con agua o diesel.

Se deben purgar los tanques de aire; hay que revisar que no tengan golpes o posibles conexiones flojas. Es importante no quitarlos, ya que no funcionarán si se sopletean o golpean contra el piso para sacar el polvo. Las baterías deben estar bien instaladas y limpias de sulfato.

Las llantas deben estar infladas a la presión correcta. Un 20% de sobreinflado implica una disminución del 8% en la vida útil de esta parte; 10% significa una reducción del 3% y un subinflado del 20% conlleva un 20% menos en la vida del neumático.

Al subirse al vehículo

Hay que revisar que todas las luces enciendan y se comporten de acuerdo a la palanca. También, que los limpiadores funcionen correctamente y no tengan ningún daño, que los espejos estén bien posicionados y sin deterioros. No hay que olvidar las agujas del tablero y los códigos de falla.

Para el encendido del motor (cebado del sistema), hay que abrir el switch en ON (3) durante 30 segundos para permitir el cebado del sistema antes del arranque. Para el apagado (purgado del sistema), se deberá cerrar el switch en OFF (2) durante otros 30 segundos. Es importante no llevarlo a la posición de ACC o Start nuevamente.

Los filtros de aire ya no funcionarán si se extraen de la unidad.

Durante la operación

En el arranque del motor se recomienda presionar el pedal del embrague a fondo y mantener el intento de arranque hasta que el motor funcione. Este proceso deberá tener una duración máxima de 30 segundos; si no arranca en ese tiempo, hay que esperar al menos dos minutos para volver a intentarlo.

Tras encender el motor se recomienda mantenerlo de mil a mil 200 rpm hasta alcanzar la temperatura mínima de operación que es de 65 ⁰C (149 ⁰F). Posteriormente, verificar que los sistemas del motor se encuentren dentro de su rango de operación y procurar arrancar en marcha lenta por lo menos durante el primer kilómetro para estabilizar suspensión, transmisión y eje trasero.

Si se trata de un vehículo con transmisión manual, siempre hay que arrancar en la marcha apropiada; aumentar la velocidad del motor antes de accionar completamente el embrague podría dañarlo junto con el tren propulsor. Tampoco hay que cambiar de marcha hasta que el camión haya alcanzado la velocidad apropiada.

Al entregar la unidad

Al terminar la operación hay que revisar que el tapón de los tanques de combustible se encuentre bien apretado y realice un sello completo. Se recomienda dejarlo lleno o por lo menos arriba de ¼ para evitar la condensación e inmediatamente reportar a mantenimiento posibles fallas electrónicas o físicas. Un operador que sepa leer los códigos de falla facilitará el trabajo de los mecánicos.

Asimismo, se debe chequear visualmente posibles fugas en mangueras del sistema neumático, de enfriamiento, aceite de motor, fluido del sistema de dirección, aceite de transmisión y combustible.

Al terminar estacionar la unidad no hay que detener el motor inmediatamente. Se sugiere mantenerlo en funcionamiento durante cinco minutos en marcha mínima con el fin de enfriar el turbocargador. Nunca debe acelerarse a fondo y detener el motor, ya que se sobrecalienta el turbo y se puede pegar el buje de la flecha axial. Si hay un funcionamiento anormal o se presentan sonidos extraños es obligatorio reportarlo al área de mantenimiento. (Rafael Cervantes Flores)

El nivel de inflado de la llanta influirá en su vida útil.

Comentarios

También te puede interesar esto