Resiliencia y adaptación revitalizarán al transporte público tras la pandemia

29 Abr 2021 Transporte

El 12º Congreso Internacional de Transporte y Movilidad (CIT) cerró la edición 2021 con la mesa de diálogo La recuperación del sector transporte, retos y oportunidades, donde expertos en la movilidad de la región analizaron los caminos a seguir para sortear la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19, que convirtió al transporte público en una de las actividades más afectadas.

Jesús Padilla Zenteno, Presidente de Corredor Insurgentes (CISA), habló sobre la recuperación del sector tras la pandemia. Consideró que el transporte público será mucho más importante de lo que es ahora, por lo que la movilidad se irá transformando hacia una mezcla entre el transporte público y otros modos de transporte. “Hoy es el momento de apostarle a fondo”, declaró.

El también fundador de la AMTM señaló que el transporte público es uno de los sectores clave para las economías de la región, tanto por su participación en el PIB como en la generación de empleos.

“La gestión de la oferta implica tomar las medidas que mejoren el nivel de servicio del sistema de transporte público, las cuales pueden ser el aumento del número de unidades o el incremento en la frecuencia de los autobuses. El verdadero reto de la ciudad siempre será mover más personas”, declaró Padilla Zenteno.

El directivo identificó como principales retos la migración hacia la electrificación, que podría impulsar empleo en el sector de las energías renovables; reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación atmosférica, acústica y la congestión del tráfico; apostar por la transformación del sector para hacerlo más verde, saludable y sostenible; y tomar decisiones correctas de inversión masiva en el transporte público y tecnologías verdes para aprovechar estas oportunidades.

Por su parte, Eleonora Pazos, Jefa de la Oficina de América Latina de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), señaló que, con la pandemia, la movilidad se ha visto severamente afectada. Aunado al desplome en la demanda se encuentra la pérdida de ingresos, el incremento de los costos operativos, la suspensión de servicios y la aparición de nuevos proveedores de movilidad, junto con el boom del e-commerce.

La especialista visualiza tres problemas para el futuro de la movilidad post COVID-19: los nuevos patrones de movilidad que se verán en el mundo; las oportunidades para alcanzar sistemas de movilidad más sostenibles, resilientes y centrados en el cliente; y cómo pueden las empresas adaptar sus ofertas y operaciones con modelos para satisfacer las necesidades posteriores a la pandemia y aumentar la resiliencia.

Finalmente, Felipe Targa, Especialista Senior en Transporte Urbano del Banco Mundial, propone un fondeo a partir de tasas o impuestos que desincentive el uso de vehículos particulares, aplicables en rubros como el registro de vehículos, infracciones de tránsito, pejes urbanos, sobretasas a estacionamiento o combustibles. (Rafael Cervantes Flores)

Jesús Padilla consideró que el transporte público se volverá aún más importante.

Comentarios

También te puede interesar esto