Transporte turístico prepara regreso a la “nueva normalidad”

25 Jun 2020 ANTT

La “nueva normalidad” implica un cambio radical para diversos sectores económicos. Uno de ellos es el turismo, que tendrá que definir un nuevo modus operandi y protocolos, que paulatinamente se irán ajustando conforme la reapertura de actividades vaya en aumento. Concretamente, el transporte exclusivo de turismo deberá cumplir con una serie de medidas que le permitan operar de manera segura, salvaguardando la salud tanto de sus colaboradores como de los usuarios.

Para ello, la Alianza Nacional de Transportadoras Turísticas (ANTT) realizó el webinar “Requisitos de cumplimiento para la reapertura de las actividades económicas”, en el que se dio un norte a los procesos que deben seguir las empresas para regresar a las actividades.

Aunque el Gobierno Federal ya dio a conocer los lineamientos que deben cumplir las empresas, el proceso ha resultado un poco confuso, razón por la que el consultor empresarial Mauricio Rodríguez dividió el protocolo con el que deberán cumplir en seis puntos, denominados “La Ruta del COVID”:

Capacitación: Si bien este punto va dirigido a los empleados de las empresas de transporte turístico, Rodríguez consideró importante hacer extensivo este conocimiento a los usuarios del servicio y turistas, para hacer consciencia de lo que significa la “nueva normalidad” y así respetar entre todos con las reglas establecidas.

Control de ingreso: En este punto las autoridades hacen referencia a los centros de trabajo, pero en el caso del transporte exclusivo de turismo implica, además de las oficinas, los vehículos, encierros y talleres. Revisiones de temperatura, control de los accesos, tapetes sanitizantes y evitar al máximo las aglomeraciones en accesos y salidas serán una constante.

Antes de abordar, los usuarios deberán ser revisados.

Lavado y desinfección de manos: Si bien es la medida más común en los centros de trabajo y entre los usuarios, deberá reforzarse. Sin embargo, en este caso las empresas estarán obligadas a proveer de agua, jabón y alcohol en gel en todo momento y lugar donde realice sus operaciones.

Uso de cubrebocas y equipos de protección personal (EPP): En este punto se consideran mascarillas, guantes, caretas y cualquier otro accesorio que evite el contacto directo entre personas. Tendrán un carácter obligatorio para llevar a cabo las actividades en la empresa.

Sana distancia: Siempre que sea posible y tomando en cuenta que gran parte de las operaciones de las empresas turísticas se dan dentro de los autobuses o vanes, por lo que se deberá reacomodar el flujo de los pasajeros para no saturar las unidades. Antes de abordar, todos los usuarios deberán ser revisados.

Infografía: Aquí se incluye la señalética necesaria para delimitar los espacios destinados a cada actividad, y además, campañas de comunicación que incluyan carteles, trípticos y folletos, entre otros materiales, para concientizar en torno al riesgo de contagio por COVID-19. (Redacción Autotransporte)

Se deberá reajustar el flujo de pasajeros para no saturar las unidades.

Comentarios

También te puede interesar esto