Autotransporte, en incertidumbre ante NOM-044

7 Feb 2020 Industria

La industria del autotransporte, representada por asociaciones como AMDA, AMTM, ANPACT, ANTP, CANACAR, CANACINTRA, CANAPAT, CONATRAM, CONCAMIN, COPARMEX e INA, se pronunció en torno a la problemática que representa la disponibilidad de Diesel Ultra Bajo Azufre (DUBA) en todo el territorio nacional.

El sector se mostró a favor de trabajar conjuntamente con las autoridades y la sociedad civil para no frenar la renovación vehicular, dar certidumbre a la industria y disminuir las emisiones; además de exhortar al ajuste de la NOM-044 a la realidad energética, para no impactar de manera negativa en el medio ambiente.

Según el muestreo más reciente -realizado en julio de 2019-, hubo un retroceso en el abastecimiento de DUBA del 81 al 75 %, mientras la CRE acordó que PEMEX sólo tiene la obligación de abastecer este combustible limpio en el 19 % de los municipios del país hasta 2025, informó Guillermo Rosales, Director General Adjunto de AMDA. No obstante, en el 81 % restante, el riesgo de no contar con DUBA es del 25 %.

Ante este panorama, el sector ha solicitado que la NOM-044 sea modificada para que las tecnologías Euro 5/EPA 07 y Euro 7/EPA 10 convivan hasta que haya disponibilidad de DUBA en todo el territorio nacional.

La industria del autotransporte mexicano hace frente común para encontrar una solución al tema del combustible.

Enrique González Muñoz, Presidente de CANACAR, también mostró su preocupación. “La obligatoriedad de renovar la flota con tecnología que requiere exclusivamente DUBA, conjugado con la falta de dicho combustible, representa un riesgo real para la inversión de los transportistas”, declaró.

Leonardo Gómez, Director General de ANTP, recordó que la norma es de producción de vehículos, lo que obliga a su cumplimiento en todo el territorio, incluyendo camiones de reparto y distribución de municipios donde no hay obligación de abastecer DUBA, lo que detendría la renovación vehicular.

Pero el transporte de pasajeros también se vería afectado. La falta de claridad de dónde se encuentra el DUBA y el diesel regular, pone en riesgo la movilidad de pasajeros y turistas que se desplazan en autobús, su exposición a dejarlos tirados en las carreteras por las fallas que genera el uso de un combustible distinto, sumado a los gastos en reparaciones por los efectos en el sistema de postratamiento e inyección, señaló José Jiménez, Gerente General de CANAPAT.

“Ante el hecho de que sólo tendremos la oportunidad de renovar nuestras unidades con una tecnología que no puede circular con certidumbre absoluta en todo el territorio nacional, lo más sensato y comprensible será frenar la renovación de nuestras flotas. No nos pueden obligar a lo imposible”, manifestó Elías Dip, Presidente de CONATRAM. (Redacción Autotransporte)

De no modificarse la NOM-044, se pondría en riesgo toda la cadena de suministro.

Comentarios

También te puede interesar esto