Presenta Mercedes-Benz su nueva estrategia de electrificación total

22 Jul 2021 Mercedes-Benz

Mercedes-Benz se alista para ser totalmente eléctrico a finales de la década, cuando las condiciones del mercado lo permitan. De esta forma, la compañía de automóviles de lujo más importante del mundo acelera hacia un futuro libre de emisiones y basado en software.

Para 2022, Mercedes-Benz tendrá vehículos eléctricos de batería (BEV) en todos los segmentos en los que participa. A partir de 2025, todas las arquitecturas de vehículos recién lanzadas serán solo eléctricas y los clientes podrán elegir una alternativa totalmente eléctrica para cada modelo que fabrique la empresa. Mercedes-Benz tiene la intención de gestionar esta transformación acelerada sin dejar de cumplir sus objetivos de rentabilidad.

Ola Källenius, CEO de Daimler AG y Mercedes-Benz AG, dijo que el cambio de vehículos eléctricos está ganando velocidad, especialmente en el segmento de lujo, al que pertenece Mercedes-Benz. Destacó que el punto de inflexión se está acercando y el fabricante se alista a medida que los mercados cambien a los eléctricos para fines de esta década.

“Este paso marca una profunda reasignación de capital. Al gestionar esta transformación más rápida y al mismo tiempo salvaguardar nuestros objetivos de rentabilidad, aseguraremos el éxito duradero de Mercedes-Benz. Gracias a nuestra plantilla altamente cualificada y motivada, estoy convencido de que tendremos éxito en esta nueva era emocionante”, declaró el directivo en evento virtual.

Para facilitar este cambio, Mercedes-Benz presentó un plan integral que incluye una aceleración significativa de la I + D. En total, las inversiones en vehículos eléctricos de batería entre 2022 y 2030 ascenderán a más de 40 mil millones de euros.

Plan tecnológico

Para 2025, Mercedes-Benz lanzará tres arquitecturas exclusivamente eléctricas. La primera es MB.EA, que cubrirá todos los automóviles de tamaño mediano a grande, estableciendo un sistema modular escalable como la columna vertebral eléctrica para la futura cartera de vehículos eléctricos.

La segunda será AMG.EA, que quiere ser una plataforma de vehículos eléctricos de alto rendimiento dedicada a la tecnología y a los clientes de Mercedes-AMG orientados al rendimiento.

Y la tercera VAN.EA, que marca el comienzo de una nueva era para furgonetas eléctricas y vehículos comerciales ligeros fabricados especialmente, que contribuirán al transporte y las ciudades libres de emisiones en el futuro.

Mercedes-Benz profundizará el nivel de integración vertical en la fabricación y el desarrollo, y adquirirá tecnología de propulsión eléctrica. Este paso incluye la adquisición de la empresa de motores eléctricos YASA, con sede en el Reino Unido. Con este acuerdo, la armadora obtendrá acceso a la tecnología y la experiencia únicas de motores de flujo axial para desarrollar motores de ultra alto rendimiento de próxima generación.

Asimismo, se espera que China, el mercado de vehículos de nueva energía (NEV) más grande del mundo, que alberga a cientos de empresas y proveedores especializados en componentes de vehículos eléctricos y tecnologías de software, desempeñe un papel clave en la aceleración de la estrategia de electrificación de Mercedes-Benz.

Ola Källenius, CEO de Daimler AG, advirtió que el cambio de vehículos eléctricos está ganando velocidad. Foto: Daimler.

Baterías

Mercedes-Benz necesitará una capacidad de batería de más de 200 gW-hora y planea instalar ocho fábricas para producir células, junto con sus socios en todo el mundo. Esto se suma a la red ya planificada de nueve plantas dedicadas a la construcción de sistemas de baterías. Las baterías de próxima generación estarán altamente estandarizadas y serán adecuadas para su uso en más del 90% de todos los automóviles y camionetas Mercedes-Benz, al tiempo que serán lo suficientemente flexibles como para ofrecer soluciones individuales a todos los clientes.

Con respecto a la fabricación de celdas, Mercedes-Benz tiene la intención de asociarse con nuevos socios europeos para desarrollar y producir de manera eficiente las celdas y los módulos del futuro. La producción le dará a Mercedes-Benz la oportunidad de transformar su red de producción de sistemas de propulsión establecida. Al integrar continuamente la tecnología de celdas de batería más avanzada en automóviles y camionetas, Mercedes-Benz tiene como objetivo aumentar el alcance durante el ciclo de vida de producción de un modelo.

Con la próxima generación de baterías, Mercedes-Benz trabajará con socios como SilaNano para aumentar aún más la densidad de energía mediante el uso de compuestos de silicio y carbono en el ánodo. Esto permitirá un alcance sin precedentes y tiempos de carga aún más cortos. Respecto a tecnología de estado sólido, Mercedes-Benz está en conversaciones con socios para desarrollar baterías con una densidad de energía y seguridad aún mayores.

Carga

Mercedes-Benz también está trabajando para establecer nuevos estándares en la carga: Plug & Charge permitirá a los clientes enchufar, cargar y desenchufar sin necesidad de pasos adicionales para la autenticación y el procesamiento de pagos. Plug & Charge entrará en funcionamiento con el lanzamiento al mercado del EQS a finales de este año. Mercedes me Charge ya es una de las redes de carga más grandes del mundo y actualmente cuenta con más de 530 mil puntos de carga de CA y CC en todo el mundo.

Asimismo, Mercedes-Benz está trabajando con Shell para ampliar la red de carga. Los clientes obtendrán un acceso mejorado a la red de recarga de Shell, que constará de más de 30 mil puntos de carga para 2025 en Europa, China y América del Norte, incluidos más de 10 mil cargadores de alta potencia en todo el mundo. Mercedes-Benz también planea lanzar varios sitios de carga premium en Europa, que ofrecerán una experiencia de carga a la medida.

Plan de producción

Mercedes-Benz ya prepara su red de producción global para la producción exclusivamente eléctrica con el ritmo de aceleración diseñado para seguir la demanda del mercado. Gracias a las primeras inversiones en fabricación flexible y al sistema de producción MO360 de última generación, Mercedes-Benz ya puede producir BEV en masa en la actualidad.

Para el próximo año, se producirán ocho vehículos eléctricos Mercedes-Benz en siete ubicaciones en tres continentes. Además, todos los sitios de ensamblaje de automóviles y baterías administrados por Mercedes-Benz AG pasarán a la producción neutra en carbono para 2022. Para mejorar la eficiencia de fabricación, Mercedes-Benz está uniendo fuerzas con GROB, líder mundial alemán en sistemas de automatización y producción de baterías altamente innovadores, con miras a fortalecer su capacidad de producción de baterías y su know-how.

La cooperación se centra en el montaje del módulo de la batería y en el montaje del paquete. La Estrella de Tres Puntas también planea instalar una nueva fábrica de reciclaje de baterías en Kuppenheim, Alemania, para desarrollar y asegurar la capacidad de reciclaje y los conocimientos técnicos. El inicio de operaciones será en 2023, dependiendo del resultado de discusiones prometedoras con las autoridades públicas.

“Nuestro principal deber en esta transformación es convencer a los clientes para que hagan el cambio con productos atractivos. Para Mercedes-Benz, el buque insignia pionero de EQS es sólo el comienzo de esta nueva era”, remató Källenius. (Redacción Autotransporte)

Mercedes-Benz EQS 580 4MATIC. Foto: Daimler.

Comentarios

También te puede interesar esto