Técnica y estado de alerta, claves para ser un operador estrella

21 Jul 2021 Operadores

Preventive Transport llevó a cabo el webinar Operador estrella, en el que se abordaron las principales características que debe cumplir un conductor de autotransporte para ser considerado como tal, así como los factores de riesgo asociados con el exceso de confianza, ya que la experiencia práctica en la conducción contribuye a mejorar la técnica, aunque en ocasiones genera actos inseguros y conductas agresivas.

Diego Castellanos, del equipo de Preventive Transportation encabezó la presentación explicando los diferentes tipos de operadores que existen en el autotransporte. La meta es ser operador estrella, aquel que se distingue por su experiencia técnica en dominio de la unidad, los conocimientos adquiridos en su trayectoria y la actitud de seguridad que asume.

“Operador estrella es una persona que ya tiene muchos años de conducción. Guarda su posición y está atento, como si fuera la primera vez que maneja, tiene el estado de alerta al máximo, pero también el nivel técnico que caracteriza al veterano”, comentó Castellanos.

También está el operador novato que, a pesar de su poca experiencia y falta de pericia, casi no genera accidentes por su elevado estado de alerta y nerviosismo natural que se traduce en cautela. Mientras que el operador temerario cae en conductas agresivas y se caracteriza por la elevada exposición al riesgo que genera; tiene mucho tiempo de práctica, pero actitud temeraria.

El especialista señaló que un operador con más de 30 años de experiencia ya tiene todo mecanizado, algo que lo hace más eficiente y con mejor técnica, pero disminuye el estado de alerta, que en el caso de los novatos siempre está al máximo; sin embargo, esta experiencia decrece.

En la industria existen operadores estrella, novatos y temerarios.

Durante la charla, que contó con la participación de operadores de autotransporte, se detectaron conductas de riesgo al manejar como el estado de ánimo, que aumenta la severidad en los accidentes; exceso de velocidad, que deviene en un menor control de la unidad y un mayor desgaste mecánico; también se encuentra el exceso de confianza.

Al respecto, el exceso de confianza puede generar conductas agresivas al volante como giros más cerrados en las curvas, menor precisión en la posición de carril, maniobras de ajuste más pobres, más conflictos con usuarios terceros, reducción peligrosa en la distancia de seguimiento, falta de respeto por la señalización vial y velocidades más altas.

Entre los pensamientos que generan exceso de confianza se encuentra el que al operador en cuestión nunca le va a suceder; confianza ciega en sus habilidades y experiencia; el creer que el resto de las personas no saben conducir o que se trata de un conocimiento que ya posee.

Es por ello que Castellanos destacó como pensamientos de un operador estrella:  estar atentos al camino; en cualquier momento todo puede cambiar; cuando me cuido yo, cuido a los demás; más vale tarde pero seguro; preferible un minuto tarde que un minuto de silencio; la seguridad no es negociable; mi familia me espera.

El especialista de Preventive Transportation concluyó que la llave del éxito está en aumentar el estado de alerta sin disminuir la experiencia técnica, a través de una conducción consciente, escucha activa y observación atenta. (Rafael Cervantes Flores)

Un operador estrella siempre está atento al camino.

Comentarios

También te puede interesar esto