Marcopolo impulsa a la industria nacional

6 Dic 2018 Marcopolo

MONTERREY, N. L. – Con el lanzamiento de la familia G7 Plus, Marcopolo México se anotó varias palomitas, porque además de ser el primer lanzamiento en su historia que se realiza de manera simultánea con Brasil, además del alto margen de integración nacional, hay otros aciertos que confirman al fabricante carrocero como un importante motor de la industria mexicana.

Paulo Andrade, Director  General de Polomex, filial de Marcopolo en nuestro país, destacó que G7 Plus es el primer lanzamiento desarrollado y producido en México. Si bien cuenta con algunas partes de importación, tanto el know how de ingeniería como la proveeduría son nacionales.

Marcopolo ha encontrado en los ingenieros mexicanos a excelentes proveedores.

Andrade explicó que Marcopolo cuenta con una área de diseño gráfico que es la encargada de crear la imagen de los productos para todas las plantas que tiene el fabricante carrocero alrededor del mundo; sin embargo, ya es el equipo de ingeniería de cada una de ellas la se encarga de volver realidad dichas creaciones.

“Indudablemente, cada planta tiene el reto de no cambiar nada en la imagen, pero sí de hacer lo mejor en términos de calidad, seguridad y acabado”, expresó el directivo. A partir del diseño del producto, los ingenieros mexicanos que forman parte de Marcopolo en la planta de García, Nuevo León, se encargaron de materializarlo. El resultado: los autobuses G7 Plus.

El modelo MP 180 es el único que se importa parcialmente desde Brasil.

A su vez, descartó que exista competencia entre los equipos de ingeniería, en este caso brasileños y mexicanos. “Lo que estamos creando es autonomía propia de la industria mexicana, aun siendo parte de la corporación y siguiendo los estándares de uso de marca y diseño, que son corporativos”, abundó.

El directivo concluyó que fabrican en México porque confían que su experiencia de más de 69 años en Brasil y 18 en el mercado local les ha ayudado a seleccionar proveedores, materiales y productos más calificados, para así mantener e incluso mejorar sus reconocidos estándares de calidad.

El equipo de Polomex ha construido una autonomía propia en la industria, sin perder los estándares de calidad.

Prácticamente, hoy Marcopolo participa en todos los segmentos de pasaje, con vehículos que van desde midibuses y unidades urbanas con tecnologías limpias, hasta foráneos de doble piso, con 18 modelos que ofrecen hasta 70 variantes. (Entrevista: Lourdes García; Redacción: Rafael Cervantes)

La proveeduría nacional de Marcopolo en el segmento de urbanos ya alcanza el 70%.

Comentarios

También te puede interesar esto